Ariel view of some bubbles

Una pareja mexicana gestiona un hotel «burbuja» a distancia mediante herramientas de Airbnb

Datos

  • Hotel «burbuja» de 11 habitaciones
  • Publicado por primera vez en Airbnb: 2017
  • Beneficio clave: la sencillez de Airbnb permite a los propietarios gestionar el hotel a distancia
  • Beneficio adicional: la herramienta de Precios inteligentes de Airbnb sirvió para aumentar las ratios de ocupación

 

El Campera Hotel Burbuja abrió sus puertas en 2017, cuando el matrimonio formado por Ignacio y Alejandra, encargado de una firma de arquitectura y diseño en México, descubrió una oportunidad de negocio en su propio patio trasero. Su familia tenía 25 hectáreas en el Valle de Guadalupe, conocido como el Valle de Napa mexicano, menos de 150 km al sur de San Diego. Aunque los turistas habían comenzado a visitar la zona, no había muchos lugares donde alojarse. La pareja decidió responder a esta necesidad de forma divertida y creativa.

Construyeron tres burbujas claras y climatizadas, cada una capaz de albergar una cama doble y un baño, en el medio de su viñedo familiar; tenían todos los requisitos de un negocio de glamping. Pero, a la hora de atraer huéspedes a las burbujas, Alejandra reconoce que no tenían «ni idea» de qué hacer. 

«No me imagino mi hotel en ninguna otra plataforma».

Alejandra, propietaria, Campera Hotel Burbuja

Entonces, un consultor con experiencia en gestión de las redes sociales de hoteles de cinco estrellas en México y Francia, al que habían contratado para que mostrara las fotos de las burbujas en las redes sociales, les habló maravillas de Airbnb. Ignacio y Alejandra lo probaron y nunca han tenido motivos para dudar de su elección. 

Desde entonces, la pareja ha ampliado el próspero hotel Campera de tres a once suites burbuja, todas gestionadas y disponibles para reservar exclusivamente a través de Airbnb. La sencillez y la gran difusión que lo caracteriza es lo que hace que un negocio fundamentalmente secundario sea tan fácil de gestionar. «No me imagino mi hotel en ninguna otra plataforma. El mero hecho de que sea tan sencillo, explica Alejandra, me simplifica la vida».

La propietaria del Campera Hotel Burbuja, Alejandra, junto a su marido

Dirigir un hotel como negocio secundario presenta retos, especialmente para anfitriones como Alejandra e Ignacio, cuya actividad principal está a 150 km de distancia, en la ciudad costera de Ensenada. Pero la sencilla plataforma de Airbnb para reservas, transferencias de dinero, bloqueos de habitaciones y gestión de cancelaciones ofrece a la pareja una oficina de gestión integrada. Además, trabajan directamente en la plataforma, por lo que no han tenido que invertir en software de gestión de terceros. «Airbnb es mi mejor herramienta porque el cliente se pone en contacto con Airbnb y ellos se encargan de todo», expone Alejandra.

El hotel burbuja de la pareja es una alternativa futurista al tradicional glamping. Las burbujas permiten a los visitantes contemplar «500 millones de estrellas» en el cielo nocturno rural desde la comodidad de una cama, a salvo de los insectos y mientras catan el vino local. A menudo, los huéspedes se sienten atraídos por las fotos increíbles que aparecen al inicio de la página en Airbnb. Muchos vienen a pasar el fin de semana desde el sur de California u otras partes de México en busca de una escapada romántica. Las burbujas están a tope el día de San Valentín y para fiestas nupciales.

Cuando Airbnb sugiere bajar los precios, suele hacer caso. Los resultados hablan por sí solos. La función de Precios inteligentes de Airbnb también ha sido útil para la actividad empresarial. Si sugiere bajar los precios, Alejandra suele hacer caso. Los resultados hablan por sí mismos. El negocio de Campera presenta una trayectoria de crecimiento constante. «Al principio, la temporada alta era desde primavera hasta principios de otoño y con el invierno llegaba a su fin», dice Alejandra. «Pero ahora estamos completos también en otoño e invierno».

La pareja afirma que las evaluaciones de Airbnb también les permiten ajustar los detalles del servicio a distancia. «Me sirven para ayudar al personal», añade Alejandra. «Les digo: “Mirad, esta persona dice que no había agua caliente. ¿Qué está pasando?” o “Este chico se queja de que no estaba limpio al 100 %. ¿Qué sucede?”. Así que las evaluaciones son una buena herramienta».

Alejandra dice que al hospedar se ha vuelto más humilde. «Sé lo difícil que es complacer a la gente», aclara. También está agradecida de dirigir lo que se ha convertido en un negocio secundario creativo de éxito. «Va en auge», afirma. «Airbnb es un socio increíble para nosotros. Agradezco que exista esta plataforma. Siempre le digo a la gente: «Hazte anfitrión. Es fantástico. No te lo pienses».

 


¿Necesitas más información? Haz clic aquí para obtener más información sobre el alojamiento profesional con Airbnb.  

 

Recibe información actualizada en tu bandeja de entrada sobre los alojamientos profesionales en Airbnb

Suscríbete