Un escondite en la selva colombiana prepara a los huéspedes para una aventura remota con la ayuda de Airbnb

Resumen de datos

  • Hotel boutique de 10 habitaciones 
  • 2017: año de publicación en Airbnb
  • Ratio de ocupación del 75 %, superior a las expectativas de los anfitriones
  • Otros beneficios: los huéspedes están listos para la experiencia de Cayena

 

Si lo construyes, la gente vendrá. 

Eso tal vez pase en las películas, pero no tanto si hablamos de atraer visitantes a un hotel boutique de 10 habitaciones situado en una franja recóndita de la costa caribeña de Colombia.

Ryan, junto con su hermano, Evan, y su cuñada, Lisa, diseñó y construyó el impresionante refugio tropical Cayena Beach Villa. El refugio frente a la playa en la selva, junto a un impresionante parque nacional con montañas nevadas, era perfecto para gente abierta a la aventura, pero con gusto por las cosas refinadas. Cuando terminaron las obras, en enero de 2017, había que encontrar a esos huéspedes de inmediato. Dados su alcance y su reputación, Airbnb parecía la opción más acertada.

«Básicamente, a partir de entonces fue Airbnb al 100 %, y llenábamos el establecimiento», explica Ryan. Desde su inauguración oficial, la mayor parte de los más de 5000 huéspedes que han visitado Cayena Beach Villa ha llegado a través de Airbnb. Ryan afirma que la plataforma fue fundamental para ayudarles a lograr una ratio de ocupación del 75 % en 2018, por encima de lo esperado. «Arrancó antes de lo que teníamos previsto», dice. 

Ryan (extrema derecha) con su hermano Evan y su cuñada Lisa

Guiar a los huéspedes hacia una estancia distinta de lo habitual

Así pues, ¿cómo convencen a la gente para que viajen miles de kilómetros por itinerarios complicados hasta una parte del mundo relativamente desconocida? La popularidad de Airbnb, especialmente entre los huéspedes que anhelan disfrutar de una experiencia vacacional única, ayuda bastante, claro está. 

No obstante, los tres anfitriones conocen a fondo el perfil de su clientela y tienen las dotes empresariales necesarias para aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece Airbnb. En particular, el sistema de mensajes fácil de usar de la plataforma ha demostrado ser crucial, ya que conseguir que los visitantes lleguen a Cayena puede requerir cierta asistencia. 

«Puesto que es una ubicación bastante recóndita, nos gusta compartir información abundante con nuestros clientes», expone Ryan. Las páginas de anuncios y el sistema de mensajes de Airbnb satisfacen las necesidades específicas de comunicación de Cayena. «Otras agencias de reservas no lo ofrecen», añade Ryan.

Para iniciar la comunicación con los huéspedes, Ryan normalmente describe la propiedad y su ubicación, sus peculiaridades y todo lo demás. «Tenemos electricidad, pero estamos en una zona muy rural», explica Ryan. «Cuando se va la luz, puede tardar un par de días en volver». 

For those who are undeterred, Ryan offers to make travel plans, since getting to this corner of paradise can involve special arrangements. Once bookings are made, many guests place dinner orders ahead of time, which helps the villa’s kitchen shop efficiently for the freshest food on their expeditions to the markets (which are not close). 

The communication in advance of the trip helps to set the tone for the visit itself. When guests arrive, they’ve already talked with their hosts and feel at ease about a farflung journey off the beaten path. Ryan says it is common for them to greet each other upon arrival as if they’re already friends. All of it has led to a steady stream of stellar reviews, which in turn, helps attract new guests. 

«El trato es muy personal», explica Ryan. «Conoces bastante a la gente; te cuenta sus particularidades y también descubre mejor quiénes somos».

Ryan, copropietario de Cayena Beach Villa

Crear comunidad en una playa solitaria

En muchos sentidos, Airbnb ha permitido a Ryan, Evan y Lisa construir el tipo de comunidad que buscaban durante una década de aventuras por Latinoamérica. Desde 2005, viajaron en una furgoneta Volkswagen antigua con la que descubrían nuevos lugares y recogían a compañeros de viaje a lo largo del camino. Terminaron por abrir un albergue con restaurante en el pueblo colombiano de Santa Marta. A medida que crecía su actividad, se dieron cuenta de que tanto ellos como sus compañeros de viaje entraban en una nueva fase de la vida. «La gente que viaja como mochilero actualmente no son hippies cualesquiera, sino profesionales», cuenta Ryan. Construyeron Cayena para recibir a esos viajeros. Además, Airbnb les ayuda a crear confianza antes de la llegada.

«El trato es muy personal», explica Ryan. «Conoces bastante a la gente; te cuenta sus particularidades y también descubre mejor quiénes somos». 

En Cayena, un chef gourmet prepara las cenas, alabadas en decenas de evaluaciones, y los huéspedes suelen comer todos juntos en una mesa larga. Ryan se une a ellos siempre que puede.

Quienes reservan directamente o a través de otros canales a menudo no tienen las expectativas adecuadas. «Hay gente que cree que va a un hotel», aclara Ryan.  

Cuando llegan los huéspedes, suelen tener todo lo necesario para relajarse y disfrutar de la experiencia, si han seguido los consejos que les enviamos a través de Airbnb: haz las maletas con atención, porque no hay tiendas cerca para ir de compras. Otras plataformas de reservas no permiten ese tipo de contacto con los huéspedes, dice Ryan. «El nivel de comunicación es mejor».



¿Necesitas más información? Haz clic aquí para obtener más información sobre alojamiento profesional con Airbnb.

 

Recibe información actualizada en tu bandeja de entrada sobre los alojamientos profesionales en Airbnb

Suscríbete